Ventajas del sistema tubeless en ciclismo

Los neumáticos sin cámara se han implantado masivamente en las bicis de MTB y se extienden en las de carretera. Vamos a analizar las ventajas de este sistema y los inconvenientes que esgrimen sus detractores, que también los hay.

Imagen de Endura LTD

El mejor sistema antipinchazos

A pesar de la evolución que han tenido los neumáticos en los últimos años, el riesgo de pinchazo sigue siendo alto y es la avería que más preocupa a los ciclistas. El único sistema infalible para evitarlos son las ruedas sin aire, cuyo mayor éxito actual son las ruedas macizas de la marca Tannus. Pero, para usos exigentes y condiciones cambiantes, aún no han igualado la capacidad de configuración de los neumáticos con aire con la simple variación de las presiones, ni la variedad de opciones en cuanto a dureza, compuestos, dibujos, etc.. A día de hoy, las ruedas con aire siguen siendo la opción mayoritaria entre los ciclistas, a pesar del riesgo de pinchar. Para evitarlo, hay numerosos recursos, pero, sin ninguna duda, el más efectivo sistema antipinchazos es el tubeless combinado con líquido sellante.

Al quitar la cámara, evitamos una de las causas más frecuentes de pinchazo, que es el pellizco de esta al quedar aprisionada entre la cubierta y la llanta por impactos fuertes. Además, si llevamos líquido sellante, este tapona los pinchazos de pequeño diámetro. Es decir, nos ahorramos un 80% o 90% de los pinchazos habituales.

La única precaución que tenemos que tener es renovar el líquido periódicamente para evitar que se seque y perdamos la protección. El plazo varía, según las marcas y la temperatura ambiente, pero recomendamos hacerlo cada dos meses, para tener total garantía. Y, si vamos a dejar de usar la bici más de una semana, es conveniente mantener siempre las cubiertas con presión y girarlas de vez en cuando, para que el líquido se mantenga en buenas condiciones y no se seque prematuramente.

Os recordamos que si vuestras ruedas no son tubeless, en muchos casos, se pueden convertir siguiendo las indicaciones de este vídeo en el que transformamos unas ruedas de montaña.

Se puede completar la protección con los foam o mouse para cubiertas tubeless. Se introducen dentro de la cubierta y ofrecen una resistencia extra contra impactos, para evitar rajas en la cubierta y daños en las llantas. Se usan, sobre todo, en las disciplinas más exigentes del MTB, como Enduro y descenso. Los más rudimentarios pueden tapar la válvula, haciendo muy difícil el inflado de la rueda, e incluso absorber el líquido sellante como una esponja, por lo que os aconsejamos elegir los de segunda generación, con modelos como el Vittoria Airline, o el Tannus Armour para tubeless, que evitan estos problemas.

Foam Vittoria Airline

A pesar de su alta fiabilidad, ningún sistema es efectivo 100%, por lo que es muy recomendable llevar siempre repuestos y herramientas para solucionar un posible pinchazo o raja. Aparte de llevar una cámara, parches, bomba y/o CO2, también es conveniente llevar algún sistema de reparación de cubiertas tubeless como las mechas o el kit Mammoth para recauchutado en frío.

Mejoras en la conducción

Otra de las ventajas que ofrece el sistema tubeless es que podemos llevar los neumáticos con menos presión, porque no hay cámara que podamos pellizcar y porque los talones o laterales de la cubierta suelen estar reforzados. Esto aumenta las posibilidades de personalización del neumático para adaptarlo a las condiciones del terreno.

Una menor presión nos ofrece dos claras ventajas:

  • Mejora considerablemente el agarre y la tracción en situaciones que lo requieran, como terrenos arenosos o húmedos, aumentando la seguridad e, incluso, la velocidad.

  • Aumenta el confort de marcha, por la amortiguación extra que aporta el neumático menos inflado.

En ciclismo de carretera, las ventajas de llevar menos presión también son aplicables, aunque, con firmes en buenas condiciones y secos, se suelen llevar las presiones habituales, para evitar el lastre que puede suponer una huella del neumático mayor. Pero, cuando las condiciones del firme lo requieren, tenemos la opción de bajar las presiones con más seguridad que con los neumáticos con cámara. Y, en estas condiciones, alcanzaremos más velocidad bajando la presión:

  • Con el asfalto húmedo, por el mayor agarre, que nos permitirá ir más rápido, sin perder seguridad.

  • Cuando el asfalto es irregular, porque las ruedas dibujarán el terreno con más facilidad, evitando los continuos golpeteos, que harían mucho más incómoda la conducción y reducirían la velocidad.

Podéis profundizar más en este artículo sobre la Presión correcta en neumáticos de bici de carretera.

Imagen Specialized España

Inconvenientes del tubeless

El sistema no es perfecto y tiene algunos inconvenientes que tenemos que tener en cuenta, para que nuestra experiencia sin cámaras sea plenamente satisfactoria.

Mayor coste económico, pues las cubiertas tubeless tiene un precio superior y hay que añadir el coste del líquido sellante.

La dificultad de montaje que es el principal inconveniente, sobre todo en ruedas de carretera. Es muy difícil talonar las cubiertas con una bomba normal, al menos la primera vez, y casi imposible con una minibomba. Para hacerlo en casa, existen algunos trucos y soluciones para conseguir el caudal de aire repentino y suficiente para talonar correctamente:

  • Con la bomba de pie, podemos talonar, si la cubierta no es muy rebelde. La tenemos que colocar con los laterales perfectamente centrados en la llanta y bombear muy rápidamente unos segundos. Para facilitar el deslizamiento, es conveniente dar un poco de agua jobonosa en los talones. Y, para conseguir mayor caudal, podemos retirar el obus y conectar la bomba directamente a la válvula. Cuando esté inflada, taponamos con el dedo y colocamos rápidamente el obus.

  • Los calderines de presión, que pueden ser independientes para acoplar a cualquier bomba o venir integrados en la misma, son la mejor solución en casa, como podéis ver en este vídeo:

  • El compresor de una gasolinera, siempre es una opción. Pero recordad que para válvula Presta tenéis que llevar un adaptador.

  • Las bombonas de CO2 son una excelente solución que nos sirven tanto en casa como en ruta, que es lo más importante, porque no tendremos otro recurso, seguramente. En este vídeo explicamos cómo inflar una rueda con cartuchos de CO2.

El talonado siempre es más difícil la primera vez, pero, no es necesario destalonar para renovar el líquido, pues se puede reponer por la válvula, quitando el obús, ni para reparar un pinchazo, si usamos mechas o soluciones de recauchutado en frío como mostramos en este vídeo:.

El mayor mantenimiento es otro inconveniente, porque tenemos que preocuparnos de mantener activo el líquido sellante, pues, sin este, perdemos gran parte de la protección antipinchazos. Pero ya hemos explicado que basta con reponerlo cada dos o tres meses, según el líquido que utilicemos, y no dejar que las ruedas pierdan la presión ni que estén sin girar más de una semana. Es un pequeño tributo para las muchas ventajas que nos reporta.

Pérdida de efectividad del líquido sellante en las ruedas de carretera. La alta presión y las altas temperaturas que alcanzan los neumáticos de carretera hacen que el líquido utilizado con éxito en MTB pueda no funcionar correctamente con estas. Se pueda solidificar muy rápidamente dentro de la cubierta, o tener dificultades para taponar los pinchazos, regando la bici con líquido antes de conseguirlo. Pero la industria ya ha resuelto este inconveniente desarrollando líquidos más polivalentes o específicos para carretera, como el Specialized Rapidair, por ejemplo. Muchos ciclistas no conocen esto y es importante tenerlo en cuenta al elegir el líquido para vuestras ruedas de carretera, para evitar sorpresas.

Conclusiones

Imagen Specialized España

El sistema tubeless es incuestionable para su uso en MTB y Gravel, y, con un mantenimiento adecuado, podemos estar años sin pinchar. En zonas donde no hay mucho riesgo de pinchar y con conducciones tranquilas, que eviten los pellizcos, podría llegar a justificarse la reticencia a quitar las cámaras, para evitar el mantenimiento periódico y el mayor gasto que suponen. Pero en cualquier otra circunstancia, hacer el mantenimiento periódico tranquilamente en casa será siempre mucho mejor que reparar un pinchazo en ruta, sobre todo si vamos en grupo, porque los pinchazos y los tiempos de reparación se pueden multiplicar.

En carretera, sus ventajas también son evidentes, al menos para los ciclistas aficionados y cicloturistas. No obstante, para ciclistas muy exigentes o de competición, siguen primando las altas presiones que se alcanzan con los tubulares y algunos cubiertas con cámara de última generación, porque su objetivo es alcanzar el máximo rendimiento. En estos niveles de exigencia, los neumáticos tubeless aún son cuestionados. Aunque en disciplinas contrareloj se empiezan a usar con frecuencia, porque la pérdida de tiempo que supone un pinchazo, puede ser también definitiva e irrecuperable. Y son los preferidos por muchos ciclistas en las grandes clásicas de pavés, como la Paris-Roubaix.

Nosotros somos usuarios de tubeless, tanto en disciplinas offroad como en carretera, y, salvo contadas excepciones, siempre lo recomendamos. En nuestras tiendas Mammoth y en Mammoth online encontraréis la más amplia gama de neumáticos tubeless para todas las modalidades y el asesoramiento profesional para elegir los adecuados para cada necesidad.

Podéis encontrar más información en estos artículos y vídeos relacionados: