Qué es el Gravel

Cada vez se habla más de esta nueva modalidad de ciclismo aunque, para algunos, solo es una moda o un invento de marketing. Vamos a analizar qué nos aportan realmente las bicis de Gravel y para qué tipo de ciclistas son adecuadas.

Qué es gravel

El concepto Gravel

Las bicis de Gravel son una variante del concepto más amplio Adventure, con una gran implantación en Norteamérica, que ya están entrando con fuerza en Europa. Este grupo comprende varios tipos de bici y están pensadas para la aventura, la libertad de movimientos y las grandes travesías, lejos de la búsqueda exclusiva de rendimiento deportivo que es la prioridad en otras disciplinas.

Centrándonos en las Gravel, están inspiradas en las bicis de ciclocross, que fueron las primeras bicis todoterreno, mucho antes de que nacieran las MTB. Ambas parten de las formas de la bicis de carretera, ofreciendo la posibilidad de alternar las vías asfaltadas con pistas de tierra y caminos. Pero a las nuevas Gravel las dotan de notables cambios en la geometría y numerosas posibilidades para montar portabultos, bolsas y otros accesorios que las hacen más polivalentes y cómodas para la mayoría de los usuarios y aptas para largas distancias.

Aunque hay distintos perfiles entre los usuarios que optan por las Gravel, como veremos más adelante, y no todos buscan esa capacidad de aventura, sino una alternativa más rápida o segura a las bicis de MTB y de carretera.

Geometría de las bicis de Gravel

Las bicis de Gravel no están pensadas para la competición, como las de ciclocross, sino para recorrer largas distancias alternando carreteras, sin importar el estado del firme, y pistas y caminos de tierra sin grandes dificultades técnicas. Para ello, se diseñan con una geometría mucho más cómoda y estable, que se consigue con la menor altura del pedalier y la mayor distancia entre ejes que le dan las vainas y el tubo horizontal más largos.

También cuentan con pipas más altas y ángulos de dirección más lanzados que las hacen mucho más estables y seguras, y manillares especiales y muy característicos, con el radio del gancho reducido y muy abiertos, para un mayor control en descensos y tramos técnicos.

El peso ya no es tan prioritario como en las bicis de carretera y ciclocross, porque los cuadros tienen que ser lo suficientemente robustos para soportar los numerosos portabultos, guardabarros y otros accesorios de bikepaking para las que están diseñadas.

Si usamos el símil de las bicis de carretera, la geometría de las bicis de ciclocross sería la equivalente a los modelos más racing, y las de Gravel a las bicis de gran fondo.

Qué es gravel

Componentes de las bicis de Gravel

Vamos a repasar los componentes más característicos de las bicis de Gravel, aparte del cuadro y el manillar.

Transmisiones

Se suelen utilizar grupos de carretera con desarrollos similares a los de ciclocross. Los más habituales: doble plato compact o subcompact con cassettes 11/34, o monoplatos de entre 38 y 42 dientes con cassette de 11v. 11/42. Aunque también hay modelos que montan grupos de MTB.

Pero Shimano ya ha desarrollado el Grupo GRX específico para Gravel con tres opciones:

            ✔ 10 velocidades con dos platos (48/31 o 46-30) y
            ✔ 11 velocidades (desde 11/25 hasta 11/46) con doble plato o monoplato (40 o 42).

Frenos

Está generalizado el uso de frenos de disco, buscando una mayor efectividad de frenada en las extremas condiciones todo terreno y en los descensos, incluso con las manos agarradas en el escalador.

Scott Addict Gravel Scott Addict Gravel

Ruedas y neumáticos

Tienen un paso de rueda más amplio, tanto en el cuadro como en la horquilla, para usar cubiertas más anchas con dibujo marcado o taqueado. Los neumáticos son el elemento que más diferencias marcan en el comportamiento de estas bicis. La elección de los mismos es definitiva para adecuar la bici al uso que esperamos darle más rodador o más técnico, para terreno seco o barro, etc. Los cuadros suelen ser compatibles con medidas de hasta 42 mm., aunque, de serie, suelen montar medidas entre 38 y 40 mm.

Pedales

Se usan los de MTB, por comodidad y seguridad.

Pedales MTB

Sistemas de amortiguación

Intentando conseguir mayor polivalencia, comodidad y seguridad, se empezaron a montar sistemas o soluciones de amortiguación para el uso todo terreno. Specialized fue de los pioneros incorporando la tecnología Futur Shock en su modelo Diverge, probado inicialmente en la revolucionaria Roubaix de gran fondo. Ya está en la segunda generación y consiste en un sistema de suspensión que se incorpora en la dirección. Combinado con la tija S-Works y una presión moderada en los neumáticos, consigue que el paso por terrenos con baches, grava o incluso piedras, no deje de sorprendernos. Jugando con estos elementos y con cierta experiencia, el rango de uso de la bici se amplía notablemente, haciendo frente con relativa comodidad a pequeños tramos más técnicos que nos podamos encontrar en nuestras rutas Gravel.
El resto de las grandes marcas han desarrollado otras soluciones, con mayor o menor acierto, y algunos modelos ya incorporan horquillas de suspensión, acercándose más a las bicis de MTB.

Specialized Diverge con Futur Sock 2.0 Specialized Diverge con Futur Sock 2.0

Para quién son las bicis de Gravel

El perfil y las razones de los ciclistas que llegan al Gravel es variado y hay diversas situaciones o expectativas de uso que aconsejan y justifican la elección de este tipo de bicis. Pero no siempre son la opción más acertada. Vamos a intentar delimitar el tipo de ciclista que más partido les sacará.

  • Su primer objetivo es la polivalencia en la movilidad y la versatilidad. La posibilidad de alternar pistas y caminos con carreteras o recorridos urbanos sin perder apenas prestaciones en ninguno de esos entornos, las hacen muy apetecibles. Y, si le sumamos la posibilidad de transportar equipaje con numerosas soluciones de bikepacking, las hacen perfectas para cicloturistas y aventureros con experiencia a los que les guste viajar con cierta rapidez. Porque, para tomarse la ruta con calma o para ciclistas que se inician, las bicis de MTB o Treking pueden ser mejores opciones.
  • Otro grupo importante que se incorpora al Gravel proviene de la carretera y buscan ampliar horizontes o mayor seguridad, sin perder las sensaciones de las bicis de ruta. Una opción muy interesante es tener un segundo juego de ruedas con cubiertas específicas de carretera, para usar cuando no vayamos a salir del asfalto, teniendo dos bicis en una.
  • También hay ciclistas de montaña que recorren habitualmente pistas y caminos sin grandes dificultades técnicas y han encontrado en las bicis de Gravel dos grandes ventajas: que van mucho más rápido y que estas vías, que con la bici de montaña ya les resultan monótonas, se vuelven más divertidas y técnicas, al afrontarlas con una bici rígida y cubiertas más estrechas.

Pero no siempre son las opción más adecuada y un error en su elección, por seguir una moda, puede generar una experiencia decepcionante. Vamos a ver los dos errores más habituales.

  • No las vemos adecuadas para ciclistas que se inician, que irán más cómodos y seguros con otro tipo de bicis. Los que más van a disfrutar de ellas son ciclistas con cierta experiencia que van a poder ampliar su rango de uso, aumentando su autonomía y las velocidades medias.
  • No sustituyen a una bici de montaña y es impensable, salvo para virtuosos, afrontar trialeras o terrenos abruptos con ellas. Hay que tener muy claro el uso que le queremos dar.

En caso de duda, lo mejor es que busquéis el asesoramiento de los profesionales en las tiendas especializadas como Mammoth. Tanto en las tiendas físicas como en nuestra tienda online mammothbikes.com , somos especialistas y encontraréis la más amplia gama de bicis de gravel del sector, incluidos los modelos con asistencia eléctrica

Specialized Diverge con bikepaking Burra Burra Specialized Diverge con bikepaking Burra Burra