Nueva Scott Addict RC 2020

En la colección 2020, Scott ha presentado la re-evolución de su modelo más vendido en todo el mundo: la Scott Addict. Porque la nueva Scott Addict RC es algo más que una evolución del modelo anterior, que ya era una de las referencias mundiales.

Reinventando la Addict

El fabricante americano ha trabajado intensamente, contando con el excelente banco de pruebas del equipo UCI World Tour Mitchelton-SCOTT, y ha conseguido una nueva bici más aerodinámica, más ligera y más rígida que sube a un nuevo nivel en la integración total de los cables en el cuadro.

Teníamos muchas ganas de hacer una prueba de larga duración y, gracias a Scott España, hemos tenido la fortuna de hacerla con el modelo tope de gama, la Scott Addict RC Ultimate. Superado ya el trauma de tener que devolverla, os vamos a contar nuestra experiencia, después de repasar las principales características de la nueva gama RC.

Nueva Scott Addict RC 2020

Integración total del cableado

Scott ha conseguido el primer modelo que integra completamente todos los cables en el interior de sus tubos dejando un cuadro extraordinariamente limpio. Cables y latiguillos de freno se canalizan por el manillar y se introducen en el cuadro y la horquilla a través de la pipa de la dirección.

Esto es posible por un ingenioso sistema patentado por la marca que denominan EBFS (Eccentric bicycle fork shaft) que significa tubo excéntrico de la dirección. Y en eso consiste la imaginativa solución aportada por Scott, en que el eje del tubo de la dirección no es concéntrico con el de la pipa en la parte superior, sino que se desplaza ligeramente hacia atrás 3 mm, dejando paso por delante a los cables. Pero en la parte inferior sí es concéntrico, por lo que no afecta al giro de la dirección.

El resto de la integración lo consiguen con el conjunto integrado de potencia y manillar que hace posible el guiado interno de los cables hasta el cuadro y está disponible en toda la gama RC.

En los modelos más altos de gama se denomina Syncros Creston iC SL y es un conjunto de una sola pieza en fibras continuas con gran rigidez pero con zonas de flexión controlada para mayor absorción y confort del ciclista. El peso declarado por el fabricante es de 295 gr. y cuenta con un anclaje para montar dispositivos GPS en la parte delantera.

En los modelos de inicio de gama, la integración se consigue con dos piezas, el manillar Creston iC 1.5 y la potencia RR iC, pero mantienen la misma forma aerodinámica y estética.

Aerodinámica

La perfecta integración del cableado, la potencia y el manillar ha mejorado notablemente la aerodinámica de la nueva Addict Rc, pero el trabajo de los ingenieros de Scott ha ido mucho más allá.

Han desarrollado y patentado el nuevo perfil aerodinámico Airfoil para los tubos principales: la pipa de dirección, el tubo diagonal, el tubo del sillín, los tirantes y la tija.

Y también han bajado los tirantes, reduciendo la retención del flujo de aire tras el tubo del sillín, además de mejorar la absorción y la rigidez, como veremos más adelante.

Uniendo estos tres factores, han conseguido una importante reducción de la resistencia aerodinámica y han optimizado el flujo de aire, tanto en la parte delantera, como en el interior del cuadro.

Ligereza y rigidez

Reducir el peso y aumentar la rigidez para optimizar la transferencia de energía y la relación peso-potencia total, son siempre objetivos prioritarios en una bici como la Addict RC. Y, en este modelo, Scott ha basado su estrategia para conseguirlo en varios puntos, con excelentes resultados.

El cuadro se fabrica con fibras Torayca de ultra alto módulo (UHM) con la tecnología Advance Moulding Structure (AMS), que permite reducir las piezas del cuadro hasta un 50% con respecto a modelos anteriores, suprimiendo puntos de unión y evitando material residual en el interior del cuadro. Con esto, se ha conseguido construir el cuadro en tres partes y cuatro uniones, frente a las seis partes y ocho uniones del modelo anterior. Según Scott, el nuevo cuadro RC tiene un peso de 850 gr. y mejora un 14,5% la rigidez.

También se han arañado gramos para el conjunto de la bici con el sistema integrado de potencia y manillar, en los anclajes de las pinzas del freno, en la ligera tija de 142 gr. y en el nuevo cierre de tija de 12 gr. El resultado final es una rebaja de entre 100 y 160 gramos, según versiones, dejando el peso de la tope de gama, Addict RC Ultimate, en 6,9 kilos.

Pero esta reducción de peso se acompaña de un aumento de la rigidez total aportado por el cuadro, el conjunto de manillar y potencia, la pipa, con los dos rodamientos de 1,5” y los tirantes más bajos, que aportan mayor rigidez lateral, pero proporcionan una mejor absorción vertical, haciendo la bici un poco más cómoda. Un balance extraordinariamente positivo para esta pura sangre de carreras.

Geometría de competición

Para diseñar la nueva Addict RC, Scott ha partido de cero y ha contado con la colaboración de los ciclistas profesionales del equipo Mitchelton-Scott y la prestigiosa empresa suiza Radlabor, especializada en ajustes de geometría y biomecánica ciclista. Tras evaluar las necesidades y opiniones de los corredores y estudiar miles de posturas, han elegido la geometría que consideran óptima para encontrar el equilibrio entre el máximo rendimiento de los corredores y la mayor comodidad posible para estos.

Fruto de estos estudios y buscando el equilibrio, la nueva Addict RC, es más corta, tiene el pedalier más bajo, la horquilla más alta y el tubo de esta más corto. Cambios que, sumados a su mejor coeficiente aerodinámico y a la mayor rigidez, han alumbrado el nuevo estandarte de las bicis de Scott de carretera.

Frenos de disco en carretera

Scott ha hecho una auténtica declaración de intenciones con la nueva Scott Addict RC que solo está disponible con frenos de disco. Por si había alguna duda sobre la futura evolución de este componente, la marcas más importantes se están posicionando claramente.

La intensa polémica que surgió cuando se empezaron a montar se va diluyendo poco a poco y, entre los aficionados, ya son mayoría los que optan por los frenos de disco cuando cambian de bici de carretera. Respetando las opiniones personales de cada ciclista, que, al final, son lo más importante para la elección de cada uno, desde Mammoth siempre nos hemos pronunciado a favor de los frenos de disco en carretera, considerando las que, para nosotros, son importantes ventajas. Y, en la prueba de la Addict RC Ultimate, hemos vuelto a corroborar nuestra opinión.

Gama completa Scott Addict RC 2020

La gama Scott Addict RC se posiciona como tope de gama de las bicis de rendimiento orientada a competición y a usuarios muy exigentes. Por debajo, se mantiene la anterior Addict con una geometría más relajada y precios más bajos para satisfacer a un rango más amplio de aficionados.

Está disponible en 6 versiones distintas y tres de ellas con dos colores, por lo que podemos elegir entre 10 modelos en total, desde las tallas XXS a la 2XL, según catálogo: RC Ultimate, RC Premiun, RC Pro, RC 10, RC 15, RC 20 y RC 30.

Todas están montadas con el cuadro de carbono HMX, excepto la tope de gama, RC Ultimate, que utiliza el cuadro HMX SL y monta el grupo Sram Red eTap AXS. El resto de la gama arranca con el grupo Shimano Ultegra convencional para la RC 30, que es el modelo de entrada, y culmina con el Shimano Dura Ace Di2 que luce el modelo RC Premiun, segundo en el escalón más alto.

Una amplia gama que podéis ver en Mammoth o en Scott España.

Prueba Scott Addict RC Ultimate

Y, tras este repaso por todas las novedades y principales características comunes de la gama Addict RC, tomamos contacto con su buque insignia.

La impactante estética, común a todos los modelos de la gama, se refuerza en la Addict RC Ultimate con su sobrio color negro que destaca aún más la belleza y limpieza de sus líneas. Un aspecto impresionante el de esta obra de arte que se completa con las ruedas Zipp 202 y el grupo completo Sram Red eTap AXS.

En las primeras pedaladas, ya percibes la sensación de que estás montando un pura sangre que va a hacer las concesiones justas a la comodidad. Todo en esta bici está pensado para el rendimiento, para subir y bajar a la máxima velocidad posible.

Como cabía de esperar, es una bici muy reactiva y explosiva que no desperdicia ni un vatio de energía y te invita a exprimirte en todo momento.

Rodando, las mejoras aerodinámicas de su cuadro se perciben y, a altas velocidades, notas ese punto de alegría que, igual no marca grandes diferencias en tus tiempos, pero te da la agradable sensación de ir más fuerte, de que tienes un buen día. Y estas pequeñas diferencias, pueden ser definitivas en competición o para los piques con tus compañeros de grupeta, que también forman parte del entrenamiento y de la salsa del ciclismo de carretera.

En las subidas sostenidas, donde la fuerza de la gravedad todavía no es definitiva y podemos subir a buen ritmo, aún se puede disfrutar de su perfil aerodinámico. Pero es en las subidas con desnivel y en los repechos fuertes, donde una bici escaladora como esta alcanza su máxima expresión. Te exige en cada curva, en cada repecho y te invita apretar con la sensación de que siempre está por encima de tus posibilidades, porque es capaz de salir volando.

Pero, cuando llega la hora de bajar, nos sorprende gratamente, porque, a pesar de la agresiva postura que nos obliga a llevar y a su reactividad, la bici baja con gran aplomo y seguridad. Scott lo consigue con:

  • La gran rigidez de la pipa de dirección, que nos permite trazar con precisión
  • La absorción de las llantas de carbono de las ruedas Zipp 202
  • Las cubiertas de 28 mm
  • Y la eficacia de los frenos de disco, que nos permiten apurar más en las frenadas

Sobre el funcionamiento del grupo Sram Red eTap AXS, no vamos a entrar en detalles, por no alargar en exceso la duración de este artículo, pero lo vamos a definir con una sola palabra: impresionante. Roza la perfección con su facilidad de uso, la eficacia de funcionamiento y la versatilidad que nos ofrece la combinación de los dos platos 48 y 35 dientes y el cassette 10/33.

Puedes ver en este vídeo la Addict RC Ultimate en acción durante la prueba.

Conclusiones

La conclusión es que hemos probado un Fórmula 1, utilizando el símil automovilístico, y que Scott ha hecho un extraordinario trabajo con la nueva Addict RC, sobre todo con la versión tope de gama del test, la RC Ultimate. Ahora bien, es una bici de competición diseñada para ganar carreras y el perfil de usuario es un corredor o un aficionado exigente que busca un alto rendimiento. Para los que encajen en este perfil, es una apuesta segura sin riesgo de decepción o error al elegirla, porque está entre las mejores bicicletas del mundo en su categoría.

Los ciclistas que busquen una bici con ciertas concesiones a la comodidad, con un geometría más relajada que garantice horas de rodaje sin sufrir en exceso en las clásicas cicloturistas o las largas salidas veraniegas, tienen opciones más adecuadas en las bicis denominadas gran fondo o endurance, que, en Scott, serían los modelos Addict o Speedster.