Cómo elegir unas gafas de ciclismo

Las gafas forman parte del equipo esencial de seguridad para un ciclista. Protegen los ojos de los daños que nos puede producir la luz solar y los rayos UV, pero también de salpicaduras e impactos que pueden ser muy peligrosos.

Cómo elegir gafas de ciclismo Imagen: © Oakley

Vamos a analizar sus características y todas las claves para elegir las gafas de ciclismo que mejor se adapten a vuestras necesidades aportando seguridad y comodidad

1. Las lentes

1.1 Composición y calidad de visión

Las lentes de las gafas deportivas se fabrican con policarbonatos que presentan numerosas ventajas sobre las lentes orgánicas convencionales: mayor ligereza, menor grosor, resistencia a la rotura, protección contra los rayos ultravioleta y facilidad de curvado para realizar diseños deportivos.

Pero también tienen algunos inconvenientes, sobre todo, relacionados con su curvado, que las gafas de mayor calidad resuelven con solvencia, pero nos encontraremos en las gamas más bajas: aberraciones cromáticas, aumento y desplazamiento de la imagen de los objetos, tras el paso por la lente,  y falta de nitidez en los extremos cuando abandonamos la visión central.

Cuando estéis eligiendo vuestras gafas, comprobad la nitidez en toda la extensión de las lentes, desde el centro hasta los extremos,  y la deformación que sufre la imagen de los objetos en su tamaño y en su posición. Lo notaréis fácilmente poniendo y quitando la lente de delante de vuestros ojos sin variar el punto de vista. Es aconsejable elegir modelos de gafas que consigan la mayor nitidez y la menor deformación posible.

1.2 Categorías de filtro solar

La Unión Europea cuenta con una normativa de calidad para las gafas de sol: la norma UNE-EN ISO 12312-1:2013/A1:2015 y su cumplimiento se garantiza con el marcado CE que debe de aparecer de forma visible en el producto. En otros países habrá normativas equivalentes con otras denominaciones y sellos que deberéis de comprobar antes de elegir unas gafas. Como veremos más adelante, esto es muy importante para la salud de nuestros ojos y os aconsejamos que no compréis gafas de sol o deportivas en puntos de venta no regulados y con las máximas garantías, porque os arriesgáis a daños irreparables.

La norma citada obliga a identificar el tipo de lente, el nivel de protección contra las radiaciones ultravioleta, las restricciones de uso, si las tiene, y la categoría del filtro solar, que será una de las 5 que establece la propia norma:

Categoría 0Categoría 0. Absorben entre el 0% y el 19% de la luz solar, es decir, desde la lente transparente, que deja llegar al ojo el 100% de la luz y está recomendada para ciclismo nocturno, hasta lentes muy claras con una luminosidad mayor del 80% para días oscuros o muy nublados, que aún tolerarían el uso nocturno, en caso de necesidad.

Categoría 1

Categoría 1. Absorben entre el 20% y el 56% de la luz solar. Con estas lentes llega al ojo entre el 80% y el 43% de la luz que incide sobre la lente. Están indicadas para días moderadamente nublados o entornos sombreados y muy protegidos del sol.

Categoría 2

Categoría 2. Absorben entre el 57% y el 81% de la luz solar. Es la categoría más utilizada para la práctica deportiva, sobre todo en MTB, salvo en las situaciones de alta luminosidad que vamos a ver en la siguiente categoría.

Categoría 3

Categoría 3. Absorben entre el 82% y el 91% de la luz y son las recomendadas para las situaciones de máxima luminosidad que vamos a encontrar en la práctica ciclista, como pueden ser el ciclismo de carretera en los días más luminosos del verano, rutas en alta montaña y costa o hasta en el desierto, con una lente de buena calidad.

Categoría 4

Categoría 4. Absorben entre el 92% y el 97% de la luz solar y solo están indicadas para situaciones extremas de luminosidad como el esquí o deportes acuáticos. No son aptas para conducir y no las recomendamos para montar en bici.

Todas las gafas homologadas indicarán la categoría de filtro solar de sus lentes y esta guía os servirá para elegir la categoría más adecuada para vuestra actividad. Pero todas estas lentes, sea cual sea su categoría, incluso las transparentes, ofrecen protección contra las radiaciones ultravioleta (UV), que son las que dañan nuestros ojos.

1.3 El peligro de las gafas baratas y la protección UV

Antes de seguir con nuestro análisis, queremos explicaros la importancia de esta protección contra los rayos UV y el peligro de las gafas baratas no homologadas.

Las lentes que llevan las gafas baratas y las falsificaciones que se consiguen en mercadillos o internet a precios increíbles solo oscurecen la lente para limitar la luz solar, pero no llevan protección UV. Este oscurecimiento hace que nuestras pupilas se abran y que la radiación ultravioleta entre libremente hasta nuestra retina, causando graves daños a largo plazo que no percibimos en el momento. Insistimos, por la importancia que tiene para nuestra salud: es mucho más peligroso utilizar las gafas de sol sin protección UV que no llevar gafas.

1.4 Tipos de lente

Vistas las categorías, vamos a ver los tipos de lente, que también influirán decisivamente en sus prestaciones, y las soluciones para que una misma gafa sirva para afrontar distintas condiciones de luminosidad.

Lentes monocromáticas

Son las lentes convencionales que basan su protección solar en la mayor o menor opacidad sin variar sus propiedades ni su porcentaje de absorción de la luminosidad. Para adaptar las gafas a situaciones cambiantes de luminosidad, tenemos que cambiar de lentes.

Pero es en este tipo donde las grandes marcas han alcanzado un nivel de especialización extraordinario con lentes de alto contraste adaptadas a los distintos entornos en los que se van a utilizar. Variando sus colores de base e incorporando tecnologías de altísimo nivel, han conseguido mejorar la visión natural aumentando la agudeza visual. Productos como la gama Prizm de Oakley, han revolucionado la óptica deportiva con lentes específicas para cada deporte. En el caso del ciclismo, encontramos las Prizm Trail para MTB y las Prizm Road para carretera con unas prestaciones excepcionales.

Cómo elegir gafas de sol Imagen: © Oakley
Lentes polarizadas

Las lentes polarizadas cuentan con tecnologías que bloquean la luz reflejada, es decir, eliminan los reflejos que se generan en superficies brillantes como el agua, la nieve, el hielo, el asfalto, etc.. Con esto, evitan los deslumbramientos por reflejos y bloquean mayor cantidad de luz, mejorando la visión y reduciendo la fatiga ocular. Sin embargo, también tienen algunos inconvenientes que tenemos que valorar a la hora de elegir.

  • Su mayor oscurecimiento, por las capas de polarización, no siempre es deseado por el usuario
  • La eliminación de los reflejos nos quita información del terreno que, en algunas circunstancias, puede ser importante para su lectura, como placas de hielo, baches con agua, manchas de aceite, grietas, etc..
  • Pueden dificultar la lectura de las pantallas de nuestros dispositivos.

Estas dificultades nos hacen descartarlas en actividades en las que se pueden repetir frecuentemente estas situaciones, optando por lentes convencionales de alto contraste o la alternativa fotocromática que ahora vamos a ver con detalle.

Lentes fotocromáticas

Las lentes fotocromáticas se oscurecen o aclaran según la luminosidad que reciben, aunque la mayoría activan su filtro por la intensidad de las radiaciones ultravioleta y no por la luz visible.

Su ventaja evidente es que una misma gafa se puede usar en distintas situaciones sin tener que cambiar la lente, que es la única opción que tenemos con las gafas monocromáticas. Su uso se extiende cada vez más entre los ciclistas, sobre todo de montaña, que es en la modalidad donde son más cambiantes las condiciones de luz.

Pero también tienen algunos inconvenientes o limitaciones que hay que tener en cuenta cuando elijamos nuestras gafas.

  • El rango de variación de la mayoría es de dos categorías de filtro solar, lo que limita su versatilidad. Son pocas las opciones que encontramos abarcando tres catetorías. Las opciones más habituales son:

    Las que parten del rango medio o alto de luminosidad de la categoría 1 llegando a la categoría 2 en su modo de mayor opacidad. Es una rango versátil para condiciones moderadas de luminosidad y válido hasta para uso nocturno en caso de necesidad.

    Las que abarcan las categorías 2 y 3 para condiciones de luminosidad alta, que son las más indicadas para el verano en países cálidos y soleados como la mayor parte de España, por ejemplo.

    Y las más versátiles, aunque menos presentes en los catálogos, serían las que abarcan las categorías de 1 a 3, como las Light Sensitive de Scott que ofrecen uno de los mejores rangos de lentes fotocromáticas.

    Scott Shield con lente fotocromática Ligth Sensitive Scott Shield con lente fotocromática Ligth Sensitive
  • El cambio de tono no es instantáneo. Según la calidad de las lentes, el tiempo de reacción varía bastante, pero las mejores tardan en torno a 8 segundos en oscurecerse completamente y bastante más en aclararse. Cuando entramos en un túnel o penetramos repentinamente en un bosque cerrado, hay que tener en cuenta este tiempo de reacción en nuestras conducción.
  • No se oscurecen en interiores o dentro de los coches, porque su filtro se activa con los rayos UV que son filtrados por las lunas. Esto puede provocar que el ojo reciba una alta luminosidad y la lente no se oscurezca, por lo que no son adecuadas para conducir o usar con luz artificial exenta de radiaciones UV.
  • Su filtro pierde propiedades con el paso de tiempo. Su vida útil estimada cubre un número limitado de ciclos de variación, aunque, teniendo los cuidados debidos, serán suficientes para muchos años. Es muy recomendable mantenerlas en una funda opaca cuando no las utilicemos.
  • Su precio es superior al de las gafas con lentes monocromáticas de similar calidad.
Nuestra elección.

Para cerrar el apartado de tipos de lentes, os damos nuestras preferencias:

  • Las lentes fotocromáticas son nuestras preferidas para la mayor parte del año por su versatilidad y comodidad, salvo en condiciones extremas por exceso o falta de luminosidad y, con las que varían entre las categorías 1 y 3, la mayoría de los ciclistas cubrirán todas sus necesidades, y no necesitarán más, salvo en conducción nocturna.
  • Las que varían entre las categorías 1 y 2 son adecuadas para invierno en todas las modalidades y para ciclismo de montaña en zonas boscosas todo el año. Pero también nos pueden venir muy bien para las rutas que empezamos con luz solar y acabamos de noche, sobre todo en verano.
  • En condiciones de alta luminosidad y con poca o ninguna variación prevista como rutas de carretera, alta montaña, costa o desierto, las lentes monocromáticas específicas para cada deporte y entorno que nos ofrecen las mejores marcas son una excelente opción. Y esto lo decimos con propiedad, pues las lentes Prizm Road de Oakley han sido las elegidas por nuestro equipo Mammoth Titan Desert desde la edición 2018 de esta legendaria carrera en el sur de Marruecos, con excelentes sensaciones.
Cómo elegir gafas de sol
  • Si queremos ajustar el presupuesto, también tenemos gafas con un juego de lentes intercambiables para cubrir distintas necesidades, con buena calidad y precios muy atractivos. Suelen traer una lente transparente, para conducción nocturna o días muy nublados, y una o dos lentes oscuras de distinta opacidad.
  • Y muchos modelos nos ofrecen también la opción de adquirir lentes sueltas, con lo que podemos alternar en una misma gafa todo tipo de lentes, fotocromáticas o no, aumentando extraordinariamente su versatilidad de uso. La oferta del sector es muy amplia, afortunadamente.

1.5 Resistencia a impactos

Aunque la categoría y el tipo de lente son los primeros criterios que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir para asegurarnos la protección lumínica, las lentes tiene que proteger nuestros ojos de impactos de todo tipo provocados por polvo, insectos, piedras, ramas, barro, caídas y un sinfín de posibles agentes que pueden causarnos daños. Para cumplir su cometido tienen que ser resistentes pero, sobre todo, mantener su integridad y no astillarse, evitando que los fragmentos se puedan clavar en los ojos causando graves daños. En la siguiente imagen, podemos ver un test de impacto balístico sobre las lentes de una gafa Oakley, que aguanta deformándose pero sin romperse, con la garantía que eso supone para la seguridad de nuestros ojos. 

Cómo elegir gafas de sol Imagen: © Oakley

2. La montura

La montura, aparte de ser el soporte necesario para las lentes, también es un elemento importante para la seguridad y la comodidad. Conviene que tengamos en cuenta algunos aspectos importantes en su elección.

Tamaño y forma.

Las  gafas tienen que ser lo suficientemente grandes y envolventes como para proteger completamente los ojos de impactos, salpicaduras, el contacto del viento y la entrada de luz, no solo por la zona central, sino también por los laterales y las zonas superior e inferior de la montura. También han de ofrecernos un campo de visión amplio y nítido, en el que no interfieran los elementos de la montura. El puente nasal regulable facilita la correcta posición de las gafas alineadas con nuestra vista y sin que nos moleste la parte superior.

Cómo elegir gafas de sol Gafas Scott Shield
Comodidad.

Tenemos que asegurarnos de que las gafas se adaptan perfectamente a nuestra fisonomía y no nos causan molestias. Las más habituales suelen producirse en las orejas y las sienes, provocadas por las patillas cuando no se adaptan bien por su forma o por excesiva presión.  Es interesante ponernos las gafas antes de decidirnos y contar con el asesoramiento profesional de las tiendas especializadas.

Ligereza.

La montura tiene que ser lo más ligera posible, teniendo siempre en cuenta la seguridad. Para la práctica del MTB, en la que estaremos más expuestos a golpes con vegetación, impactos, barro  y vibraciones, será adecuada una montura más resistente y algo más pesada. En carretera, en cambio, podremos aligerar la monotura y hasta prescindir de ella, sujetando las patillas y el puente nasal directamente a la lente que será de una sola pieza.

Cómo elegir gafas de sol Oakley Evzero Blade con lente Prizm Road
Sujeción.

Es muy importante que las gafas cuenten con sistemas y materiales que garanticen su perfecta sujeción en todas las circunstancias. Las situaciones donde la sujeción se ve más comprometida son estas:

  • Con las vibraciones, sobre todo en recorridos de montaña con irregularidades y a alta velocidad, pero también en carreteras con mal firme o zonas adoquinadas.
  • Cuando sudamos en todas las disciplinas.

Para afrontar las vibraciones, es importante que las gafas se adapten bien a nuestra cara con un tamaño correcto. Y, para evitar deslizamientos, tienen que contar en las zonas de apoyo, que son las patillas y el puente nasal, con materiales que mantengan su adherencia incluso con sudor, como el legendario unobtainium de Oakley

Cómo elegir gafas de sol
Seguridad.

Como en el caso de las lentes, la montura ha de mantener su integridad en caso de impacto o caída, para evitar que, si se parte, los fragmentos nos causen heridas en ojos y cara. Esto se consigue con materiales flexibles y resistentes, como el grilamid que es el material más utilizado por las marcas en sus monturas.
Para aumentar esta seguridad, es conveniente que las patillas de las gafas vayan colocadas por fuera de las cintas del casco, siempre que esto sea posible, facilitando su expulsión al producirse el impacto, lo que evitará que se partan y que se puedan clavar en nuestro rostro. Podéis ver más consejos de seguridad en este vídeo de nuestro canal de Youbute sobre el ajuste del casco y las gafas de ciclismo

3. Gafas graduadas para ciclismo

Si necesitáis usar lentes graduadas, hay tres opciones para hacer su uso compatible con las gafas deportivas.

Lentes deportivas graduadas.

Nos son muchas las marcas que ofrecen esta posibilidad a día de hoy y suelen tener un coste elevado. Aunque las lentes de policarbonato se pueden graduar perfectamente, con grosores muy inferiores a las convencionales, incluso, las formas curvas y los tratamientos especiales que llevan las deportivas para conseguir los distintos filtros, hacen que su graduación sea compleja y solo marcas muy especializadas, como Oakley, por ejemplo, ofrecen esta opción, normalmente realizada en establecimientos ópticos. Es la opción más cómoda, pero con el coste más elevado de las tres, y su elección dependerá, en buena medida, del presupuesto que queráis emplear.

Clips ópticos.

Es la opción más económica y consiste en un anclaje que nos permite montar una lente graduada transparente debajo de la lente deportiva. No son muchos lo modelos compatibles con clips ópticos ni los ofrecen todas las marcas, pero hay suficiente oferta como para encontrar uno que reúna el resto de características que buscamos. Shimano, Endura o Spiuk, por citar algunas de las que encontraréis en Mammoth con este sistema, cuentan con numerosos modelos compatibles y precios muy interesantes.

Clip óptico Shimano RX Clip óptico Shimano RX
Lentillas de contacto.

Tienen la ventaja de que se pueden usar con cualquier tipo de gafa deportiva, lo que nos ofrece más libertad para elegir modelos, pero tienen limitaciones a tener en cuenta:

  • Hay que extremar mucho la protección de los ojos para evitar que se resequen con el viento y la entrada de polvo, especialmente molesto con las lentillas.
  • Muchas personas no toleran el uso prolongado de lentillas durante muchas horas, por lo que las tendrían que descartar para largos recorridos   

Explicadas las claves de unas buenas gafas de ciclismo, os resultará muy fácil elegir las vuestras en la sección de gafas de Mammoth online y y en las tiendas Mammoth. Encontraréis un amplio rango de precios y la garantía de calidad y seguridad que te ofrecen las mejores marcas como Oakley, Scott, Shimano, Endura, Spiuk, Poc, 100%, Assos y muchas más.

Más información en otros artículos y vídeos relacionados: