Claves para elegir una bici plegable

No todas las bicis plegables son iguales y hay importantes diferencias de diseño, tecnología y calidad. Eligiendo la bici adecuada, potenciaremos sus ventajas, minimizaremos sus inconvenientes y cubriremos nuestras necesidades de forma satisfactoria.

Bicis plegables

Vamos a ver todo lo que hay que tener en cuenta, según el uso previsto y nuestras características o condiciones personales:

El uso que le vamos a dar

Es lo primero que tenemos que determinar, para decidir sobre las características de la bici y el presupuesto, que tienen que ser coherentes con el uso previsto, para evitar decepciones o compras fallidas.

Diámetro de la rueda.

Las ruedas más habituales en bicis plegables son las de 16” y 20”. También hay oferta con 22” y 24” y podemos encontrar modelos con ruedas de 26”27,5” y hasta 700, que es el tamaño de las bicis de carretera. Las ruedas más grandes aportan mayor confort de marcha, más velocidad y absorben mejor las irregularidades del terreno, pero aumentan considerablemente el tamaño de la bici, tanto plegada como desplegada. En función del uso, podemos ir acotando la búsqueda según el diámetro:

  • 16” - 20”. Son las que ofrecen el mejor equilibrio entre su capacidad de marcha y el tamaño final de la bici plegada. Si queremos un tamaño compacto para transportar fácilmente la bici y almacenarla en poco espacio, podemos acotar la búsqueda en estas medidas, que son las utilizan las dos marcas más importantes de bicis plegables, como Brompton y Dahon.
  • 22” - 24”. Son una opción si las dimensiones de la bici plegada dejan de ser la prioridad. Mejoran las sensaciones de marcha a costa de aumentar el tamaño y el peso. Aún permiten bicis con un tamaño compacto que podemos manejar con cierta facilidad, pero lejos de la portabilidad de las anteriores.
  • A partir de 26”. Están indicadas para los que quieren sensaciones y ritmos parecidos a las bicis convencionales de carretera, híbridas o MTB, pero solo buscan un plegado básico que facilite su transporte en el coche o medios de transporte públicos (autobús, tren o avión), pero sin buena parte de las ventajas que atribuimos a las bicis más compactas. Pueden ser una opción para viajar, pero, para uso urbano o habitual, difícilmente justifican su elección frente a las bicis convencionales de su tamaño, con la penalización de peso, rigidez, fiabilidad y precio.

Dimensiones

El tamaño de la bici es el factor más importante para definir su carácter y el diámetro de la rueda influye definitivamente en este, como hemos visto en el apartado anterior. Pero hay otros factores importantes que marcan el tamaño y el peso de la bici, como son la calidad del diseño y de los materiales empleados y la tecnología de su fabricación. Con el mismo tamaño de rueda, entre unas marcas y otras puede haber grandes diferencias en las dimensiones finales de las bicis y en el peso. Las marcas de referencia consiguen pliegues muy compactos en los que no sobresalen elementos como manillar, manetas, pedales, etc..

Bicis plegables

Peso

Las bicis plegables no son especialmente ligeras para su tamaño, por las necesidades de refuerzo que requieren sus elementos de pliegue. Las más ligeras de las marcas prémiun se quedan entre 8,5 y 9 kg, y el peso habitual de una bici plegable de gama media con ruedas de 16” o 20” está en torno a los 12 kg. A partir de aquí, el peso, normalmente, es inversamente proporcional al precio. La elección adecuada, como casi siempre, dependerá del uso que le vayamos a dar a la bici.

Facilidad de plegado

Es un factor decisivo si tenemos que plegar la bici con frecuencia para utilizar otros medios de transporte o para meterla con nosotros en casa, el trabajo o lugares públicos. Y también donde más se nota el trabajo de marcas que llevan décadas construyendo en exclusiva bicis plegables. La marca británica Brompton, ha conseguido ser la referencia del sector con bicis de extraordinaria calidad, fabricadas a mano en Londres, que se pliegan y despliegan en pocos segundos con el menor tamaño del mercado en bicis de su categoría. Es sorprendente ver la facilidad con la que cualquier usuario habitual pliega y despliega la bici, llegando a hacerlo los más expertos en menos de 10 segundos.

Cambios de marcha

Podemos encontrar bicis plegables con numerosas opciones de desarrollos, desde bicis sin cambios, con un solo plato y un único piñón, hasta combinaciones con uno, dos o tres platos y varios piñones, que suelen llegar hasta 6 o 7, en este tipo de bicis. También hay modelos con cambios internos en el buje, que suelen ser de tres velocidades, y combinaciones de ambos, que consiguen 6 velocidades con tres internas y otras tres externas. Su elección dependerá del tipo de terreno y desnivel habituales en nuestros recorridos. Las bicis sin cambios son más ligeras y más baratas, pero harán muy duro el pedaleo en terrenos con desnivel. Según aumente la dificultad o variedad de desniveles en nuestros desplazamientos, tendremos que pensar en un mayor número de velocidades. Y para un uso regular o intenso de la bici, es muy recomendable no elegir transmisiones de baja calidad, porque seguro que nos arrepentiremos, cuando empiecen a darnos problemas.

Frenos

La mayoría de estas bicis llevan frenos V-Brake porque ocupan menos espacio y son más ligeros, siendo sus prestaciones suficientes para el uso que se les da y muy fáciles de ajustar si son de calidad. Aunque ya hay modelos con frenos de disco, no creemos que sea un factor importante a la hora de decidir la compra en el caso de las bicis plegables. También podemos encontrar modelos con freno de contrapedal, que frenan pedaleando hacia atrás. Pero nos decantamos por los frenos convencionales, más intuitivos y modulables para la mayoría de los usuarios.

Cuadros y suspensiones

Los cuadros suelen ser de acero o aluminio y, normalmente, se asocia el acero con lo más pesados y baratos y el aluminio con los más ligeros, pero no siempre es así. Os aconsejamos que os fijéis en el peso real y las características del cuadro, porque grandes marcas como Brompton usan aleaciones de acero en sus cuadros con pesos muy ligeros, sobre todo cuanto integran partes de titanio, con unas propiedades muy adecuadas para cuadros plegables. La fibra de carbono aún no tiene gran presencia en este tipo de bicis. Los sistemas de suspensión con horquillas o amortiguadores tampoco son habituales, porque incrementan el peso y el precio, de forma innecesaria para muchos usuarios. Pero pueden ser una opción a considerar para los que transiten por firmes muy irregulares cruzando con frecuencia baches, grietas, bordillos, etc..

Accesorios y complementos

Algunos de ellos son imprescindibles si queremos optimizar la bici para para el uso diario. Pero la variedad y la integración de estos accesorios en la bici, tanto plegada como desplegada, es otras de las grandes diferencias que encontraréis en las bicis de calidad.

  • Los guardabarros evitarán manchas de la grasa y otros residuos que puede haber en el asfalto y las salpicaduras de agua y barro en los días de lluvia.
  • Los portabultos y bolsas nos aportan una buena capacidad de carga. Una vez más tenemos que citar a Brompton, porque es la marca que mayor nivel de integración ha alcanzado con sus bolsas, con las que se puede plegar perfectamente la bici, y os invitamos a que os sorprendáis con este vídeo sobre su gama de bolsas:

Asistencia eléctrica

Aporta interesantes beneficios, que ya vimos en el artículo sobre las ventajas de las bicis plegables, aunque con un incremento notable del precio. Vamos a recordar brevemente sus ventajas, para que lo tengáis en cuenta en vuestra elección y lo valoréis: 

  • Aumenta la velocidad media de desplazamiento, sobre todo con desniveles importantes.
  • Elegimos el nivel de esfuerzo utilizando mayor o menor asistencia del motor y adaptándolo a nuestras necesidades, sobre todo con desniveles.
  • Podemos evitar la excesiva sudoración con la asistencia eléctrica, lo que las hace especialmente indicadas para usar con ropa de calle y seguir con la actividad laboral o personal, dejando la ducha para el final de la jornada o cuando lleguemos a casa.

Precio

Inevitablemente, irá ligado a la calidad que elijamos y esta debería de ser coherente con el uso que vamos a dar a la bici y su intensidad. Tras leer el análisis de sus distintos elementos, podéis hacer una lista de vuestras necesidades, dando prioridades, y buscar los modelos que las cubran o que más se acerquen. Hay que ver si vamos a dar un uso esporádico y poco exigente a la bici o la queremos para usar a diario y por todo tipo de desniveles. Si la tenemos que transportar en otros medios de transporte, si la tenemos que plegar frecuentemente, si nos hacen falta cambios, etc.. Si son pocas las necesidades, podremos optar por bicis sencillas de primer precio, pero, según vayamos añadiendo condiciones a nuestra lista, tendremos que ir subiendo la calidad de la bici y, por tanto, el presupuesto. 

Podéis ver muchas opciones y modelos en el amplio catálogo de bicis plegables que podéis encontrar en Mammoth, con marcas como BromptonDahonConorMegamoOssbySixbikes y Xiaomi.

Y, por supuesto, una amplia variedad de complementos y accesorios para ciclismo urbano.

Bicis plegables

Más información en otros artículos y vídeos relacionados: